Pruebo las hamburguesas de DIET PREMIUM BURGER. Aquí mis conclusiones

January 17, 2017

Hace cosa de un par de meses navegando por los foros y leyendo experiencias de gente que vive de la nutrición, descubrí la web de dietpremium.es, que es una empresa carnicera del País Vasco con una idea buenísima. Tengo que reconocerlo.

 

Esta carnicería ha centrado su modo de trabajo, en la actual moda del Fitness. Es verdad que, la proteína cárnica se digiere mejor cuanto más picada está. Esto es básicamente porque está más troceada y es de sentido común, que tardaremos menos en hacer la digestión cuanto más pequeño sean los trozos que comemos ¿No? Con lo cual, muchos deportistas que basan su alimentación en la ingesta de carne, pues buscan que esté en forma de hamburguesa o incluso a veces, untables de carne.

 

¿Dónde estaría el problema de esto?

 

Pues que normalmente, las hamburguesas suelen estar hechas con restos de carnes que su calidad no suele ser lo primero, y además están mezcladas con trozos grasos, que en realidad es lo que hace que las hamburguesas estén tan buenas. Por esto, es un alimento que no suele ser recomendable consumir ya elaborado, si no, pedir a tu carnicero que te pique la carne magra que quieras, y elaborarlas tú en casa, ya que son ricas en grasas y por eso son tan aceitosas, incluso, cuando las hacemos a la plancha.

 

Pues es aquí donde esta familia carnicera ha visto el negocio. Y la verdad que debo decir que, chapeau a su idea.

 

Ellos han conseguido hacer hamburguesas con carne de primera calidad, desgrasadas mecánicamente y totalmente enfocadas a gente muy deportista que miran con lupa su alimentación. Y digo bien, muy deportista porque esta alimentación tiene un pero, y después de haber probado muchos de los sabores que ofrecen en su web, he sacado en conclusión que, el consumo de estas hamburguesas está genial si para ti es esencial que tenga estas características. Y en unas líneas os cuento por qué.

 

Ofrecen multitud de hamburguesas con carnes variadas en bandejas de 5 unidades y cada una de las hamburguesas con 100g la unidad. Principalmente las carnes son de: Pollo, pavo, ternera, potro y conejo. Con la variante de que a las de pollo, las han dotado además de multitud de sabores como: kebap, chorizo, piña, plátano... De modo que a la hora de basar una alimentación sólo en carne (como hace mucha gente, de un modo incorrecto), pues puede salir de la monotonía. Y verdaderamente, no están mal del todo.

 

El precio por hamburguesa ronda el euro, aproximadamente. Y está realmente bien ya que en las carnicerías normalmente suelen tener ese precio también si compramos de manera individual. Aunque para hacer pedidos online, tiene gastos de envío, 9€. Pero yo, para que salieran rentables y poder daros una opinión lo menos sesgada posible, hice un pedido de 30 hamburguesas y durante estos tres meses, he estado probándolas cuando ha surgido, y anotando las ideas que hoy quiero contaros.

 

Como ya os he contado muchas veces, yo no suelo comer demasiada carne, y menos si es roja, así que empecé probando las de ternera y potro porque sabía que igual no eran de mis favoritas (Y en efecto). Además, compré también de chorizo, curry, kebap y barbacoa (que son la variantes con carne de pollo).

 

Obviamente para conseguir los sabores de estas carnes sin sumar calorías innecesarias a las hamburguesas, han tenido que hacer una gran labor de investigación química, porque aunque pone que es 100% carne en sus etiquetas, es evidente que el pollo, no sabe a chorizo. Pero sólo especifica algunos aditivos clásicos de las hamburguesas y los sulfitos para conservarla un mínimo de días, ya que la entrega se hace en camión refrigerado y vienen frescas. Por lo que, si como yo, vas a comprar tanta cantidad, no te queda otra que congelarlas porque no hay otra manera de conservarlas. Aun así, he de decir, que gran parte de los aditivos que llevan, son especias saborizantes tipo pimentón, ajo, jengibre... nada que no lleven mil cosas que comemos cada día. Hasta aquí, bien.

 

Os voy a dejar con la opinión de cada uno de los sabores que yo probé, y al final del todo, haré unas conclusiones generales.

 

POTRO:

Esta carne de por sí es bastante menos grasa que las otras empleadas para hacer hamburguesas, por lo que ya llevan eso adelantado. Es bastante más oscura y con un sabor muy intenso. Particularmente a mí no me ha gustado demasiado, pero es por el sabor, que a mí me resultó demasiado intenso, pero se notaba que eran de carne de potro. Es bastante más jugosa que las otras, también es verdad, pero igualmente no repetiré con este sabor. (No tengo foto porque este día había invitados y con el lío... olvidé hacerla)

 

TERNERA:

Las de ternera son un clásico en cuanto a hamburguesas, y aquí la verdad que aunque no son mi predilección, puede ser que os gusten si la ternera es vuestra elección de hamburguesas. Para mí era como lamer una vaca... ¡literalmente! De hecho pensé, si lamiera una vaca... sabría justo así. Tiene un sabor también muy intenso, y a mí no me convenció, pero las comí en casa con mi familia y mi madre dijo que a ella le parecía que estaban bastante buenas. Así que sobre gustos, colores. Y el color de éstas, bastante oscuro también, pero muy propio de la ternera, por lo que nada destacable en este sentido. Yo diría de ellas que estaban jugosas y demasiado compactas, con un sabor muy acentuado, pero dentro de lo normal para esta carne.

 

CHORIZO:

 

Este sabor ha sido de los que más me han gustado. Son carne de pollo sazonada con pimentón ahumado y otras especias, y es verdad que tiene un sabor muy parecido al del chorizo. Sin duda, muy conseguido. Pero como todas las de carne de pollo, me he encontrado en el mismo dilema. Son demasiado secas. Pensad que, al desgrasar la carne, únicamente estamos ante pechuga de pollo picada, por lo que cuando hacemos un filete así en la sartén y sin aceite casi, al final parece una suela de zapato. Y esa es justamente la pega de estas hamburguesas. Que son algo secas. Aunque añadas aceite, el interior de la pieza está seco y muy compacto. Es verdad que el sabor está genial, y te ofrece grandes posibilidades. De hecho, un par de estas hamburguesas, las amasé y les di forma de chorizo y las pusimos en unas lentejas, y verdaderamente daban el pego sin la grasa saturada del chorizo original. lo cual es una ventaja enorme. Pero claro... ¿sacrificáis esta palatabilidad de una hamburguesa, para el único día que las coméis? Ahí es donde entra vuestra decisión personal.

 

KEBAP:

Sin duda, tengo que decir que son las mejores. Eso había leído en los foros, y me costaba entender que pudieran serlo, pero las guardé para las últimas haciendo un poco de caso a los rumores, y efectivamente, cumplen las expectativas. 

Pese a que tienen el mismo problema de sequedad que las otras de pollo, este sabor quizá, al asociarlo a carne más seca, no se me hizo tan difícilmente de tragar. En la boca, parece que estás comiendo literalmente kebap. Debe llevar las mismas especias y claro, replica el sabor tal cual, pero aquí sabes que es pollo de primera calidad.

Me parecieron las mejores. Muy sabrosas, la sensación no era tan seca (ya os digo que puede ser la sensación) y creo que junto a las de chorizo, serían las que yo repetiría sin dudarlo.

Obviamente, a todas las hamburguesas, las he aderezado con algo de salsa o un chorrito de AOVE en crudo porque a mí la alpargata... no me va!

 

BARBACOA:

Esta fue la que probé con más entusiasmo ya que me parecía la más recurrente. Y tengo que decir que efectivamente era pollo y nada más, porque estaba súper seca. Era la misma textura que tenemos en una pechuga hecha a la plancha cuando está tostada. Que prácticamente no tiene ni agua, ni grasa y se queda muy compacta, pues igual. De sabor, muy conseguido, un ligero sabor a barbacoa que estaba muy bueno y como el pollo a la plancha me gusta, la verdad que las disfruté, pero no es la opción que yo busco cuando quiero comerme una hamburguesa. 

 

CURRY:

Las de curry al igual que las otras tienen la calificación de "correctas". Es verdad que el sabor está muy logrado, pero es que el curry es una especia que enmascara casi cualquier cosa, así que tampoco les doy el premio por conseguirlo, pero estaban buenas. 

En general, igual que las anteriores de la misma carne, pollo muy seco y compacto, pero que no están mal para variar un poco tu dieta si se basa únicamente en comer pollo a todas horas.

 

 

CONCLUSIONES GENERALES

 

Antes de nada quiero hablaros del envío. La página web cuando yo hice el pedido justo estaban actualizándola, por lo que mi dinero se quedó en la pasarela de pago colgado, me lo cobraron en el banco, pero no me confirmaron el cobro. Total, que tuve que llamar al día siguiente y hablar con 2 personas que no sabían decirme que había pasado, hasta que al final recibí la llamada de alguien responsable de la empresa, y me pidió disculpas porque estaban cambiando, como digo, la web, y la verdad, puede pasarle a cualquiera, venga... Acepto barco.

 

La cuestión fue cuando al recibir el pedido, me llegó esto que veis en las fotos:

 

 

Aunque no lo creáis, la caja llegó así tal cual. De hecho, se aprecia en la segunda foto, que están las hamburguesas en el fondo de la caja.

 

El chico del reparto me pidió disculpas, pero la cuestión es que habían estado no sé el tiempo con caldo de pescado, y se había roto el cartón por la humedad, y además del asco que suponía tocarlas, la peste era insoportable. Además de que esto da idea de que el producto llevaba rota la cadena de frío CON SEGURIDAD.

 

Lógicamente lo primero que hice fue hacerles las fotos y llamar a la empresa, porque si yo compro comida fresca y me llega con ese olor, no puedo saber si lo que he comprado está en mal estado, o es causa de una mala logística del reparto.

 

Qué asquete... todo lleno de escamas y caldo de pescado descongelado ¡PUAJ! 

 

Pese a todas las cosas, y que me pidieran disculpas (sin ningún tipo de gratificación, que es lo que se suele hacer en estos casos, no por comprarme, sino porque yo he pagado por un servicio impecable, y no han sabido dármelo), la cuestión es que acepté el producto porque no tenía más remedio, lavé las bandejas y las congelé hasta hace unos días que terminé de consumir la última. Tengo que decir que no llegó nada en mal estado, pero eso fue jugármela, y como experto en seguridad alimentaria, ya os digo que no debería haberlo admitido, y de hecho creo que hoy, no lo aceptaría de nuevo. 

 

En cuanto a las apreciaciones personales del producto en sí, puedo decir que cumplen perfectamente lo que prometen. Carne desgrasada, especialmente destinada a deportistas, y es que precisamente son ellos los que valorarán positivamente este producto. 

 

Si eres de los que miran al gramo la cantidad de proteína y grasas que tomas en tu dieta, entonces son geniales para ti y te las recomiendo. Si por el contrario, no eres Rafa Nadal, y el deporte es solo un modo de vida y no tu profesión. Y si además eres honest@ y de vez en cuando te comes un dulce... no te vale la pena comprar productos así. 

 

Mi consejo es que aproveches el día que comes hamburguesa con amigos, o tu pareja, y disfrutes del momento sin valorar tan al detalle la composición de la misma. Yo siempre te voy a recomendar que las hamburguesas las hagas en casa, pero entiendo que salir a comer fuera, implica desconocer eso, pero este es otro tema.

 

Las hamburguesas de pollo han sido las que más me han gustado pero por el tema de la carne roja. Aunque si habéis leído la descripción de cada una, ya os adelanto que está la carne excesivamente procesada, muy compacta y resulta muy seca cuando las hacemos (porque el pollo hay que cocinarlo muy bien). Así que, aunque con un sabor muy conseguido, sacrificáis ese punto de grasita que tienen las hamburguesas normales y que a veces, se agradece tanto, lo admito. Pero para el capricho de un día, no está mal.

 

Dejando a un lado toda la valoración, recuerda que el consumo de este producto debe ser ocasional, y en ningún caso deberías llevar una alimentación que te obligase a consumir carne en pâté o hamburguesas casi a diario, como hacen muchos "cachas de gimnasio" (o al menos, esa es mi opinión como dietista-nutricionista. Ahora, tómalo como quieras).

 

Espero haberte aclarado las dudas sobre este tipo de productos, y si te animas a probarlas, puedes dejarme un comentario en cualquiera de las redes sociales para contarme tu experiencia y qué valoras como comensal.

 

Si tenéis dudas o queréis saber cualquier otra apreciación, escribidme desde la pestaña "CONTACTA" y os responderé en cuanto sea posible.

 

Y me despido como en el canal de YouTube, con un beso, sano y lozano.

 

Muak.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¡Lo que se come en el cine... sí da terror!

March 21, 2016

1/10
Please reload

RSS Feed
Entradas recientes