NUTRICIÓN GERIÁTRICA

La buena alimentación es la base para prevenir la aparición de enfermedades

y el méjor método como promoción de buena salud.

Además, una alimentación adaptada a los gustos, a las patologías y la edad, conservarán la vitalidad y harán fácil seguir el tratamiento.

Tras una vida llena de costumbres, es complicado cambiar.

Por eso, el tratamiento debe ser lo más ajustado posible a sus gustos.

Sin embargo, la alimentación en las personas mayores, suele acusar 

requerimientos especiales propios de enfermedades causadas por la edad,

y este será el principal objetivo: 

Cubrir sus requerimientos básicos, respetando las pautas médicas.